capacitacion
Noticia

Transición e-learning: aprendizaje en tiempos de pandemia

  • Durante 2020 el programa Vetas de Talento de Fundación Chile, junto con diferentes OTEC, desarrollaron más de 100 cursos gratuitos de capacitación de manera virtual.

La evolución de Chile en sus niveles de acceso a internet ha experimentado un aumento sostenido durante los últimos años. Según un reciente estudio de Fundación País Digital: “Brecha en el uso de internet Desigualdad digital en el 2020”, en 2013 el 58% de la población utilizaba internet, cifra que incrementó para el 2017 llegando a un 72,2%, mientras que durante 2020 el índice aumentó a un 80%.

Pese al crecimiento de conexiones a internet, en materia de utilización del recurso para ejecutar actividades de educación formal y capacitación, el estudio indicó que desde 2013 hasta 2020 existió un leve incremento, pasando desde un 27,9% a un 30,3%.

La investigación evidenció además que “aun cuando el imaginario colectivo contemple la importancia de la información disponible en la web con fines de enseñanza y educación, la tasa de actividades de educación formal no ha suscitado crecimientos profundos. (…) Fomentar el uso de internet para educación se constituye como una herramienta para reducir la exclusión social que afecta a la población en el siglo XXI”.

Irrupción del Covid-19

La llegada de la pandemia al país generó un ambiente de incertidumbre en muchos niveles de la sociedad. El impacto de las restricciones por las medidas de seguridad se hicieron notar alterando directamente las estructuras de trabajo a las que acostumbraban instituciones y personas, lo que obligó a las organizaciones a repensar sus métodos de trabajo y actividades presenciales para poder dar continuidad a sus procesos, recurriendo a las alternativas presentes en internet.

Víctor Illanes, director de Desarrollo del Centro de Desarrollo de Capital Humano de Fundación Chile detalló que, ante este panorama, el programa Vetas de Talento junto con los OTEC colaboradores tuvieron que replantearse cómo abordar las capacitaciones; las que debían continuar aunque fuese de manera diferente a la acostumbrada.

Durante los 10 años de trayectoria del programa, el modelo de formación generado con los OTEC estaba estructurado para generar capacitaciones presenciales en un centro de aprendizaje donde se congregaban grupos de 20 a 25 alumnos por sala de clases. Además, se aplicaban lecciones teóricas para luego llevarlas a la práctica en los talleres habilitados para cada una de las especializaciones.

“Se entendía que estos cursos técnicos requerían presencialidad absoluta, necesitábamos que las personas pudiesen practicar físicamente las cosas que van aprendiendo; enfrentarse a motores, ver paneles eléctricos u otros problemas de aplicación y hacer ejercicios sobre él”, explicó Illanes.

Este modelo permitió durante esa década capacitar gratuitamente a más de 12 mil jóvenes y adultos en perfiles de oficios requeridos por industrias, como: minería, construcción, logística, transporte, seguridad y alimentación y servicios; aportando en la mejora de sus oportunidades de empleabilidad y la transición educación-trabajo.

Pero la irrupción del Covid-19 sacudió el esquema y puso sobre la mesa la necesidad de hacer efectiva una nueva metodología de capacitación que pudiera dar respuesta a las condiciones de la sociedad y, de paso, acompañar a los alumnos en el dinamismo tecnológico que posicionó el horizonte.

“Fuimos en conjunto con los OTEC buscando las mejores alternativas de mercado que nos permitiera que se implementaran cursos e-learning a distancia sincrónico o asincrónico o de autoinstrucción y, por lo tanto, empezar a responder a nuestros compromisos con las empresas y nuestra planificación de recursos”, indicó el ejecutivo de Fundación Chile. 

Estrategia digital 

Bajo este panorama, desde el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) dispusieron de dos modalidades para generar el traspaso de cursos presenciales a un formato e-learning, en donde se ofreció utilizar una plataforma dispuesta por el organismo o que cada ejecutor de los programas mantuviera soportes propios. Varios de los organismos ya contaban con espacios de enseñanza online, por lo que pudieron partir de una base para proyectar las nuevas instancias de formación.

Sergio Velásquez, gerente de Capacitación de INACAP Sede Calama, comentó que “si bien es cierto que en nuestra institución ya estábamos desarrollando actividades de capacitación online, no es menos cierto que no era en absoluto comparable con lo que realizábamos presencialmente”.

“Nos llevó a perfeccionar nuestro modelo de diseño y desarrollo, así como el fortalecimiento de las competencias tecnológicas y pedagógicas asociadas a la formación e-learning, centrándonos y potenciando la modalidad online sincrónica, aunque eso no ha significado bajo ningún aspecto, descuidar las actividades asincrónicas que hemos desarrollado”, señaló Velázquez.

Por su parte, Rodolfo Reyes Amenábar, director del Centro Entrenamiento Minero (CEM), indicó que Santo Tomás utilizó una metodología e-learning sincrónica, vía streaming, con clases a través de plataforma Zoom. Los espacios establecieron una interacción del relator con los participantes en tiempo real en sesiones de dos horas, con un total de tres sesiones diarias; siendo un modelo basado en el aprendizaje experiencial, que asocia el conocimiento y experiencia previa con el aprendizaje nuevo.

Reyes agregó que “la capacitación inicia con un módulo de inmersión a la plataforma y una evaluación diagnóstica. Luego se desarrollan los módulos del curso. En cada módulo, el docente presenta el objetivo específico y los contenidos con apoyo de presentaciones PPT o Prezi y videos de YouTube, con situaciones reales del accionar práctico de cada materia del curso. Lo anterior, a través de los materiales y equipos dispuestos”.

En esta misma línea, Alexis Reyes, gerente Comercial de Servicios de Capacitación Procap aseveró que también se recurrió al uso de Google Classroom como una herramienta de contacto entre los alumnos y el profesor. Junto con la utilización de Google Form para el diseño y toma de encuestas de satisfacción del servicio recibido.

Por otro lado, Vetas de Talento, los OTEC y las empresas asociadas concluyeron que el nivel de alfabetización digital de los postulantes era bajo y que muchos de los trabajadores no contaba con  las habilidades digitales adecuadas para afrontar una educación a distancia, por lo que se incorporaron módulos de digitalización dentro de programas regulares.

“Una persona que no está dentro de las dinámicas actuales de interacción digital no va a saber qué procedimientos tiene que seguir. Las lógicas de las relaciones van a ir cambiando. Esta transformación nos cambió los mecanismos y las relaciones en el mundo del trabajo, por lo tanto, hay que internalizar rápido y en todos los niveles según corresponda”, enfatizó Víctor Illanes.

Capacitación Virtual

“Una vez, cuando estaba manejando en faena, veía pasar los camiones y decía: algún día voy a manejar uno de esos. Con el tiempo se dio la oportunidad”, señaló Elisabeth Morales Caro, estudiante que recientemente finalizó una capacitación e-learning de Operador de Camión de Extracción, del programa Aprendices de Centinela.

Conociendo el rubro, la jefa de hogar calameña decidió aprovechar instancias de capacitación gestionadas por Vetas de Talento de Fundación Chile, formándose en un primer momento como mantenedora mecánica eléctrica y actualmente como operadora de camiones de extracción. Esta participación ha significado para Elisabeth experimentar la transición de un modelo de capacitación presencial a uno virtual, pudiendo constatar el cambio formativo, en el tipo de relaciones humanas y la exigencia entre una modalidad y otra.

“Yo creo que es beneficioso para mi como para mis compañeras, porque te da la flexibilidad de estar en tu casa. No corres el riesgo, por ejemplo, de que te vaya a pasar algo al tomar el colectivo y se aprovechan mejor los tiempos estando en la casa”, explicó Morales. Además agregó que “este último curso fue mucho más exigente que todo lo que hemos hecho antes en cuanto a procedimiento a la mecánica de los camiones, como utilizar los camiones, como manejarlos; es harta teoría. De verdad fue un curso muy profesional”.

Ante esto, Angélica Salazar, Coordinadora de Operaciones de Capital H, explicó que uno de los principales beneficios de la modalidad e-learning es la flexibilidad de horarios, conexión y autonomía de los participantes. Además destacó que estas plataformas abren nuevas formas de comunicación e interacción entre los alumnos y el equipo del OTEC.

Hugo Miranda, director de Inacex sede Calama, agregó que existen otras variables que han sido positivas en esta transición: “se minimizan los costos y riesgos sanitarios para las y los alumnos, ya que pueden interactuar desde sus casas. Además, les permite conciliar sus obligaciones laborales, familiares y personales. Al ser clases por streaming los estudiantes, pueden revisar las clases grabadas para repasar y ponerse al día en las materias que por algún motivo se han perdido o deseen reforzar. También para nuestros clientes hemos podido desmitificar el prejuicio de que las clases son más provechosas solo de manera presencial”.

Estas facilidades han implicado la existencia de una baja deserción de los y las estudiantes en las capacitaciones durante el periodo de clases virtuales, ya que aproximadamente el 70% de todos los cursos que actualmente mantiene en ejecución Vetas de Talento y los OTEC se encuentran completos, sin registrar el abandono de algún cupo.

Cabe destacar que durante este año el programa de Fundación Chile junto con los OTEC han ejecutado más de 100 cursos de capacitación gratuitos de manera virtual, gestionando aproximadamente 2.800 cupos. «Uno de los principales aprendizajes que nos dejó esta transformación es que pudimos llegar a personas que no podían acceder a clases presenciales. Esto representó una gran oportunidad para personas que, por cuidar a sus hijos, a sus padres o enfermos, no tenían la posibilidad de especializarse para buscar mejores oportunidades laborales. Hoy, a través de esta modalidad, las personas pueden acceder a capacitaciones que ayudan a mejorar su empleabilidad y, por ende, ser competitivos en el mundo laboral», concluyó Víctor Illanes.

Postula aquí